jueves, 15 de septiembre de 2011

La PiEL QuE HaBiTO

Decepcionante es el mejor adjetivo que define mi sensación después de ver “La piel que habito”, último trabajo de nuestro cineasta más internacional Pedro Almodóvar. A pesar de ir preparado para lo peor, uno no puede evitar sufrir una gran decepción después de ver esta película sobre la que albergaba cierta esperanza. Aun así fui al cine para juzgar por mi mismo antes la disparidad de criticas que han acompañados su estreno. Sigo a Almodóvar desde su primera película, que vi en el cine hace ya…. mejor dejémoslo. Conozco su cine y he visto sus películas montones de veces. Admiro su obra y soy fan incondicional de sus films, algo que no me impide ser crítico cuando algo no me gusta.
Entiendo perfectamente que todo creador, sea director, escritor, pintor, etc.… puede y es más, debe evolucionar o en todo caso cambiar, pero sinceramente no entiendo su empeño por romper con su particular forma de entender el cine. Entiendo igualmente que con los años, a Pedro le apetezca contar otras historias, y contarlas de otra manera. Aun así, los que le seguimos no podemos evitar echar de menos su particular estilo, sus característicos personajes. Elementos estos que apenas están presentes en forma de pincelada en esta, su última película.
Algo que no se puede negar es que “La piel que habito” posee una factura impecable. Una fantástica banda sonora de Alberto Iglesias, una maravillosa fotografía de José Luis Alcaine, y sobretodo unas fantásticas interpretaciones de Antonio banderas y Elena Anaya. A esta última sin duda le espera una ardua colaboración con el director con el que parece se ha entendido muy bien. Sin embargo la película no fluye, no consiguió despertar mi interés. Algo especialmente lamentable tratándose de una historia de esta intensidad que sin duda Pedro me temo no ha sabido traspasar a la pantalla grande. Tuve ocasión de leer “Tarántula” el libro en el que se basa el film, una historia cargada de intensidad, de crueldad, de morbo. Unos personajes amorales, una relación perturbada y muy desasosegante que Pedro termina llevando a su terreno, al del melodrama en el que se empeña en navegar y en el que irremediablemente en sus últimas películas termina ahogándose. Decepcionante, y lo digo con pesar por la admiración que siento por su trabajo que en esta ocasión no ha conseguido ni emocionarme, ni divertirme, ni siquiera interesarme. No entiendo esa fijación del director por abandonar un genero, una forma de contar historias, que tan estupendas películas nos ha dado. Me temo que Almodóvar, tras su reconocimiento internacional, sigue empeñado en demostrar que no solo sabe hacer buenas comedias, algo que yo particularmente nunca he entendido ya que para mi la comedia es el genero mas difícil aunque en festivales y para muchos críticos sea considerada un genero menor.
A pesar de todo, sigo siendo fan de Pedro y espero ansioso ese biopic de la cantante Mina, que se rumorea va a dirigir en breve, hasta entonces seguiré disfrutando con sus primeras películas.

3 comentarios:

Mo dijo...

No he visto la película pero sé que si a ti te ha decepcionado... cuando la vea seguramente la miraré con tu mirada...
Me parece una gran crítica

Dr.Magenta dijo...

Nunca he sabido hacer criticas, valoro mucho y se lo que cuesta y lo que ilusiona hacer una peli y nunca podria destrozar una, por mala que esta pudiera ser. Supongo que es el comentario de un admirador decepcionado pero que no pierde la esperanza.

Pablo dijo...

Gracias por la crítica, tenía pocas ganas de verla, y me presionaban para hacerlo, tal vez así me libre :p.
Me ha gustado el nuevo estilo de su blog Doc!!!!